Trending Topic

Por Ernesto Arce

EL PROTOCOLO CORPORATIVO EN CCK

En los negocios, como en la vida, la primera impresión que tiene un cliente sobre un servicio, producto o trato recibido es de suma importancia para crear relaciones de negocios exitosas. El protocolo y la etiqueta empresarial no sólo revelan una manera de vender y de ofrecer nuestros productos: también son reflejo de una forma de entender el trabajo, que transmite seriedad y confianza.

En nuestro giro de negocio el protocolo está presente prácticamente en todos los ámbitos de la empresa, con una mayor o menor intensidad. Sirve para conducir las relaciones internas entre líderes, colaboradores y equipos de trabajo, y también para que los representantes de la compañía se relacionen con el resto del mercado, incluso con la competencia. De igual forma, debemos velar por que nuestros clientes cuiden su protocolo en las reuniones, conferencias de prensa y actividades sociales en las que representan a la empresa.

 

EL PROTOCOLO VENDE Y GENERA CONFIANZA.

A la hora de establecer relaciones comerciales con clientes y proveedores, es necesario conocer los códigos de comportamiento en el mundo empresarial. Tener en cuenta estos detalles puede inclinar la balanza a nuestro favor en una negociación en la que tenemos competencia.

El protocolo en el mundo de los negocios también forma parte de la atención y orientación al cliente. Por ejemplo:

En las ventas, ofrecer una imagen de seguridad y confianza ayuda a concretar la venta de una propuesta o negocio.

La etiqueta empresarial en este ámbito se centra en la presencia y el vocabulario del vendedor, ya que tiene que mostrarse confiado en los resultados de su producto o servicio mientras explica sus características.

Educación y transparencia ayudan a crear una imagen sólida de la empresa.

EL PROTOCOLO Y LA IMAGEN DE LA EMPRESA

La mayoría de nuestros clientes tienen la necesidad de organizar actividades en las que su imagen como su marca se ponen a prueba. Una conferencia de prensa, un lanzamiento, la representación de una expo o una cena de trabajo, son eventos en los que es necesario alinearse a las técnicas y estrategias de protocolo empresarial para conseguir el resultado esperado.

En todos estos eventos, que están directamente relacionados con la comunicación, el objetivo es proyectar una imagen positiva de la marca, el negocio o el producto, para conseguir su aceptación y lograr su apoyo.

Dominar el protocolo no es sólo cuestión de demostrar una buena educación y saber comunicar: se debe conocer que la teoría se encuentra detrás de esta disciplina y saber aplicarla en la práctica.